entrega gratuita

a partir de 39€

Entrega gratuita comprando 39€.
Gastos de envio 5,95€ en pedidos inferiores.ver mas

en miles

de productos

Miles de productos con entrega en menos de 24 horas.ver mas

devolución

sin problemas

Devuelve como quieras y cuando quieras. Inmediato y sin preguntas.
Mas fácil que en ningun otro lugar.
ver mas

compra & pago

100% seguro

Paga como quieras y con toda la seguridad.
Somos la primera pagina con certificado SSL de seguridad.ver mas

primeras marcas

100% garantizado

Solo marcas que nos permiten garantizarte todas tus compras.
Sin problemas. Productos Lider que garantizan sus resultados
Alimentación Lider, garantia de origen, frescura y calidad.ver mas

Collares y arnés anti tirones para perros

El collar antitirones está especialmente indicado para aquellos perros que acostumbran a pegar tirones durante el paseo. El sistema que estos collares utilizan es variado, pero todos ellos resultan inofensivos para el perro, no provocan ningún tipo de dolor, y evitan que el perro tire con fuerza durante el paseo, por lo que resultan muy seguros y efectivos.

Mostrar más Mostrar menos
6 Productos.

COLLAR ANTITIRONES PARA PERROS

El collar antitirones, como su nombre indica, está especialmente diseñado para los perros que tienen la costumbre de pegar tirones en los paseos. El mecanismo de este tipo de accesorios es variado y tampoco generan daños en la mascota, de manera que evitan que el animal tire con fuerza durante la caminata sin ocasionan dolor alguno, lo que denota que son muy efectivos y seguros. Collar antitirones para perros

Características del collar antitirones

Estos collares son bastante recomendados por veterinarios y especialistas en adiestramiento canino para controlar a los perros más difíciles, ya que destacan por los siguientes aspectos:

  • Pueden eliminar los problemas de conducta de su perro, que suponen tirar de la correa.
  • Podrá pasear a su perro de forma tranquila y confortante sin tener que sufrir tirones.
  • Garantizan la seguridad del animal.
  • El collar antitirones se usa de manera sencilla y se ajusta fácilmente.
  • Su mascota dejará se sacudir la cabeza durante el paseo.

El collar antitirones posee la misma estructura que las riendas de los caballos, pero presentan dos puntos de sujeción, uno en el hocico y otro en el cuello. Cabe destacar que, a pesar de su similitud, no realizan función de bozal puesto que el perro puede abrir la boca con total libertad.

¿Cómo funcionan?

Con estos accesorios nuestras mascotas pueden moverse libremente, pero cuando el perro tira, el collar hace que la cabeza del canino se ladee, lo que molesta e incomoda al can. Gracias a esta reacción se logra que el animal deje de tirar para evitar esta sensación de molestia.  

Sin embargo, se aconseja acudir a los collares antitirones como último método y no se tiene que abusar de su uso. Éstos tienen que colocarse al animal solamente en el momento del paseo, de lo contrario podrá perjudicar su salud. Así pues, una vez que se logre que nuestro amigo deje de pegar tirones, se debe utilizar un collar convencional.

En caso de que tenga duda de emplear un collar antitirones en su perro, lo recomendable es que consulte con su veterinario o a un especialista en accesorios para canes. Ellos podrán orientarlo y darle la mejor opción.

Consejos de uso

Para usar este tipo de utensilios no es necesario incurrir en un entrenamiento previo. El único secreto radica en colocarlos correctamente en el perro para que trabaje de manera óptima. Tan solo en unos minutos contemplará como la mascota aprende a caminar a su lado, disfrutando de un paseo agradable.

Este método de adiestramiento no es para nada violento, ya que es altamente recomendado por organizaciones protectoras de animales. También es importante que combine el uso del collar antitirones con premios y refuerzos positivos para obtener buenos resultados.

Existen perros bastantes testarudos que igualmente continúan tirando de la correa, aunque sientan la presión del collar. En estos casos, se aconseja aflojar un poco el accesorio y volverlo a ajustar para que el can perciba que en algún momento la presión cederá y estará más cómodo.

No es recomendable emplear correas extensibles con este tipo de collares, debido a que se pierde el control sobre el can y no se puede llevar a cabo la presión para enseñarle a caminar tranquilamente.