entrega gratuita

a partir de 29€

Entrega gratuita comprando 29€.
Gastos de envio 3.49€ en pedidos inferiores.ver mas

en miles

de productos

Miles de productos con entrega en menos de 24 horas.ver mas

devolución

sin problemas

Devuelve como quieras y cuando quieras. Inmediato y sin preguntas.
Mas fácil que en ningun otro lugar.
ver mas

compra & pago

100% seguro

Paga como quieras y con toda la seguridad.
Somos la primera pagina con certificado SSL de seguridad.ver mas

primeras marcas

100% garantizado

Solo marcas que nos permiten garantizarte todas tus compras.
Sin problemas. Productos Lider que garantizan sus resultados
Alimentación Lider, garantia de origen, frescura y calidad.ver mas

Productos para mejorar la educación y conducta de perros

Los productos para la conducta y educación del perro ayudan a mostrar al animal los lugares donde debe y no debe hacer sus necesidades, donde puede y no puede estar o lo que no es un juguete y no puede morder como tal.

Tratamiento de la conducta

    Mostrar Menos
Mostrar más Mostrar menos

CONDUCTA Y EDUCACIÓN DEL PERRO

Las normas de conducta y educación canina incluyen acciones simples como venir cuando se le llama, no pedir alimentos cuando se come en la mesa, no subirse a la cama de su dueño o pasear de forma obediente por la calle, entre otros comportamientos.

Éstas son las pautas que diferencian a un can educado de otro que no lo está. Sin embargo, las normas de conducta y educación del perro deben ser establecidas desde que la mascota llega a nuestro hogar, por lo que hay que dejárselas claras y trabajar para que las cumplan. A continuación le mostramos cómo conseguirlo.Conducta y educacion del perro

Aplicar métodos adecuados

Una convivencia sana con el perro supone en gran parte, educar de forma adecuada al animal. Cuando nuestra mascota no responde positivamente a nuestras órdenes seguramente es porque se han aplicado prácticas educativas erróneas y se desconoce acerca de las necesidades del canino. Por ese motivo es importante consultar con el veterinario o un adiestrador profesional que nos paute cómo actuar correctamente.

Además, cuando el perro no acata las órdenes y ni siquiera acude a nuestra llamada, puede ser peligroso para su propia salud, ya que es posible que se acabe escapando o perdiendo.

Algunas órdenes básicas:

-          Acudir a la llamada. Que el perro se acerque cuando se le llame es de vital importancia. Uno de los trucos para que el animal atienda a nuestra llamada es a través del acompañamiento del acto verbal con gestos.

La palabra que utilicemos para indicar la orden tiene que ser siempre la misma y se recomienda que sea corta, ya que será más sencillo para el canino asociarla a la acción pertinente.

-          Ordenar al perro que permanezca sentado o quieto. Una vez que nuestra mascota atienda la norma básica de atender a nuestra llamada, se recomienda practicar la orden de “sentarse”, muy útil cuando el animal se pone nervioso o se descontrola. La técnica de aprendizaje más efectiva para que el perro se mantenga quieto o se siente consiste en darle la orden en un tono fuerte y seguro, con gestualidades que la refuercen.  Al pronunciarse la orden “quieto” se sugiere que le muestres la palma de la mano extendida, como indicador de que debe mantenerse tranquilo e inmóvil.

-          Caminar con correa de manera adecuada. Hacer que el perro camine correctamente con la correa durante un paseo no es una tarea tan fácil. Muchos propietarios emprenden caminatas con sus mascotas efectuando tirones constantes de la cuerda, haciendo que la experiencia de caminar con el can se convierta en una situación que produce estrés, incomodidad y mucha molestia, tanto para el can como para la persona que lo pasea.

Los parámetros a seguir para que el perro aprenda a cumplir con esta norma de conducta y educación canina son las siguientes:

  • Escoger una correa y un collar de paseo que se ajuste al tamaño y fuerza del perro. De esta forma se conseguirá que el animal se siente cómodo y no oprimido.
  • Colóquele la correa al perro dentro de casa y comience a caminar con él dentro por el hogar. Haga esto antes de salir a la calle, principalmente cuando el can es un cachorro.
  • Enséñale que debe transitar a tu lado y que no se cruce, para que no dificulte el proceso de caminar.