Ante la llegada de una mascota en nuestra familia es muy importante prepararnos para ofrecerle todos los cuidados que necesite. Es un momento emocionante, pero también puede convertirse en una situación de estrés para tu gatito. A continuación resumimos todos los detalles que necesitas saber:

Un entorno seguro

A los gatos les gusta curiosear, por lo que es vital crear un entorno seguro en el hogar. Es necesario preparar bien las habitaciones de la casa donde creas que tu gato pasará más tiempo, como la cocina o el comedor. Ya que necesitará un lugar donde esconderse, puedes prepararle una cesta cubierta o una caja de cartón con una manta cómoda en un sitio tranquilo. También hay que tener en cuenta los lugares donde pueda hacerse daño, como los huecos debajo de un electrodoméstico, armarios o detrás del sofá. Al mismo tiempo, recuerda retirar las plantas y todos los elementos que puedan ser tóxicos.

¿Qué necesitará?

Para un bienestar óptimo, uno de los productos básicos para tu gato es una bandeja higiénica donde hacer sus necesidades. Es relativamente sencillo enseñarle a utilizarla, pero recuerda que tiene que estar en un lugar calmado y privado, sin distracciones. También es básico disponer de dos cuencos, para la comida y el agua, y colocarlos lejos de la bandeja higiénica. Es bueno acostumbrarlos al contacto físico y a un cepillado, por lo que puedes utilizar un cepillo suave para su pelaje. Otro objeto necesario es un rascador donde el gato pueda hacer estiramientos y afilarse las uñas.

¿Cuáles son los mejores juguetes?

Son muy útiles los del tipo “caña de pescar” para evitar ataques accidentales a tus manos. Los gatitos estan entretenidos y pondrán en marcha sus habilidades de caza. También puedes comprarles pelotas o darles cajas vacías, que les proporcionaran horas de entretenimiento. Ten en cuenta que es peligroso jugar con cordeles o cintas ya que, si se los tragan, podrían tener problemas intestinales serios.