El motivo que explica el color de la lengua azul o morada de los chow chow se encuentra en la genética. La lengua de esta raza de perros contiene una mayor concentración de células pigmentarias, por lo que su color es distinto al de otros animales. Estas células también se encuentran en las mucosas, de manera que los chow chow son el único perro con los labios, las encías y el paladar caracterizados por ser de color azul/negro. Es importante tener en cuenta que el chow chow no nace con la lengua completamente azul, sino que empieza a coger color a partir de los 2-3 meses.

Si tu chow chow no tiene la lengua azul es posible que entre sus progenitores se encuentre un perro de otra raza. Esta característica la podemos encontrar en otros animales como las jirafas o algunas familias de osos. Otra raza de perro caracterizada por tener la lengua azul es el shar pei. En este sentido, es importante aclarar que el hecho de que cualquier otro perro presente manchas o puntos azules, morados u oscuros en su lengua no quiere decir que descienda de un chow chow u otro perro chino. Más de 30 razas caninas muestran manchas en la lengua.

La leyenda

Al ser el chow chow un perro que en su origen se dedicaba a guardar y proteger los templos budistas, cuenta la leyenda que un día muy frío un monje enfermó gravemente y no pudo salir a buscar leña para encender el fuego. Entonces, el chow chow que estaba en el mismo templo fue al bosque a recoger madera, pero solo encontró pedazos carbonizados y se los llevó al monje. Al coger la leña carbonizada con la boca, su lengua se tornó azul debido al contacto con el carbón.