¿Sabías que los gatos se lamen entre 7 i 12 horas al día? Cualquier lugar es bueno para destinar tiempo al cuidado de uno mismo. Lo habitual es pensar que los gatos se lamen por una cuestión higiénica. Y es cierto. Pero existen otras razones de ésta costumbre felina, como el objetivo de eliminar su olor para no ser descubiertos o para desestresarse. ¡Los descubrimos!

1. Eliminar olores. De esta forma no podran ser detectados ni atraer a posibles enemigos.

2. Mantener el pelaje en buenas condiciones. Con su lamido, los gatos reparten los aceites naturales por su pelaje. Esto les ayuda a protegerse de la humedad y a mantener el calor corporal.

3. Marcar territorio. Asearse les ayuda a mantener su propio olor y a dejar constancia de que aquel lugar es suyo.

4. Eliminar el estrés. La acción de lamerse es un masaje que les ayuda a mantener su equilibrio emocional.

5. Higiene. Con el lamido se mantienen limpios, pero si el gato se ensucia mucho, habrá que lavarlo con un champú especial.

6. Eliminar parásitos. No es raro que, por ejemplo, los gatos callejeros no tengan garrapatas, ya que con su lamido eliminan una buena cantidad de parásitos.

7. Refrescarse. Los gatos no tienen glándulas sudoriparas. Por eso, lamiéndose regulan su temperatura coroporal cuando hace calor.

8. Estimular la circulación. Mejoran la circulación de la sangre gracias a las propiedades de su lengua, áspera y rígida.

9. Mostrar afecto. Cuando los gatos se lamen unos a otros es una muestra de afecto y confianza.

10. Desarrollo de los cachorros. Una madre lame a sus gatitos para estimular su respiración, defecación y orina, ayudándoles en su desarrollo.

¿Y cuando un minino lame a un humano? Normalmente es una expresión de cariño, logrando disminuir su ansiedad o marcando territorio. Es bueno saber que los gatos siguen un orden para asearse: primero las patas delanteras, después los costados, la cola, las patas traseras y por último el rostro. Ten en cuenta que si un gato no se lame o lo hace con menos frecuencia, le puede ocurrir algo, por lo que será necesario llevarlo al veterinario. Además, también hay que prestar atención si lo hace compulsivamente, ya que puede sufrir estrés y desencadenar problemas de salud en la piel.