Muchas personas disfrutan de la compañía de un perro o un gato y no pensarían nunca en la posibilidad de deshacerse de su perro o gato. Aunque es muy bonito regalar un animal en Navidad a los más pequeños, la decisión se debe tomar en familia, siendo siempre conscientes de la responsabilidad que ello conlleva. Las cifras de abandono de mascotas están lejos de descender, por lo que también es necesario reflexionar y dar la oportunidad a aquellos animales abandonados de tener un hogar. Te damos razones para que adoptes y no compres:

  • Es un acto de solidaridad
  • Tu ayuda puede ser vital para estos animales
  • Puedes ayudarle a encontrar un nuevo hogar
  • Evitarás que alguno de los perros que se encuentra en refugios o perreras sea sacrificado
  • No son de raza, pero son igual de importantes
  • Te devolverán todo el amor que les des
  • Al comprar puedes contribuir, sin saberlo, a la explotación y el maltrato
  • Los perros adoptados adultos también necesitan y quieren una oportunidad
  • Serán una gran compañía
  • Puedes hacerte cargo de un perro aunque no puedas acogerlo